MENU
LLAMA Urban Design REGRESAR

PLAN DE REGENERACIÓN URBANA Y
MOVILIDAD DE SAN BARTOLO

EN PROCESO | 2014

San Bartolo es un balneario y uno de los distritos de Lima con la tasa más alta de viajes peatonales. Parte de la razón es el carácter de San Bartolo como un pueblo compacto con una mezcla de destinos ubicados a distancias caminables.

Sin embargo, con la expansión del boom inmobiliario hacia las playas del sur de Lima, San Bartolo está amenazado por el aumento de la densidad y el resultante incremento de vehículos en las calles. La mayor población está ocasionando la congestión del tráfico y la contaminación del aire, ya que al menos durante los meses de verano, los residentes que acuden a la playa lo hacen generalmente en auto lo que ocasiona que las calles del distrito se conviertan en estacionamientos públicos. Por otro lado, el crecimiento representa una oportunidad para aprovechar de la nueva densidad en la mejor manera, consolidando el distrito como un pueblo costero que llega a ser el entorno más atractivo de Lima para los peatones y ciclistas.

Las calles existentes de San Bartolo están basadas en los reglamentos nacionales de construcciones, y siguen la lógica modernista de la ciudad de los años 50, donde el auto era visto como el único agente a quien darle prioridad al momento del diseño de la sección víal.

Para mitigar el impacto el Plan de Desarrollo Urbano y Movilidad de San Bartolo promueve una serie de estrategias urbanas que incluye zonas de estacionamientos exclusivamente para residentes, estacionamientos con pago para visitantes y una serie de medidas de diseño que tienen como objetivo retomar las calles residenciales como espacios públicos y proteger su función actual de la calle como un lugar para estar y no como un corredor de tránsito. Dentro de éstas medidas de diseño encontramos la creación de veredas amplias, cruces a nivel de vereda, la creación de ciclovías como parte del sistema de transporte sostenible del distrito, la remodelación y creación de equipamiento necesario para mejorar las dinámicas socio-económicas de los pobladores y la transformación de la red de calles residenciales que prioricen la función lúdica sobre la de transporte.

El trabajo fue hecho con el apoyo de la Fundación Transitemos.