MENU
LLAMA Urban Design REGRESAR

CENTRO COMUNITARIO PARA LA PARTICIPACIÓN
PISCO

2004 - 2007

CECOPS
Centro Comunitario para la Participación
Pisco, Perú
2004- 2007
Mariana Leguía
Maya Ballén

2do puesto en el PRIMER CONCURSO INTERNACIONAL DE PROYECTOS DE DESARROLLO URBANO Y SOCIAL EN ASENTAMIENTOS INFORMALES LATINOAMÉRICA 2011

La Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) decidió –como parte de un programa de proyección social- desarrollar un proyecto para un Centro Comunitario en un lote de 1000m2, ubicado en la urbanización María Milagros en Pisco, cedido por el municipio a la Renovación Carismática Católica (RCC).

El proyecto fue encargado a las arquitectas, docentes de la facultad de arquitectura Mariana Leguía y María Paz Ballén.

La urbanización María Milagros (donde se ubica el proyecto) y las aledañas componen una zona poblada que se encuentra en proceso de consolidación. Son pequeños barrios que se asentaron sobre ex parcelas agrícolas de distintos propietarios (reforma agraria), razón por la cual el área se encuentra desarticulada y cada quien defiende las luchas de su propio barrio. Conforman un área de asentamiento marginal que configura un límite en la expansión hacia el Norte de la ciudad de Pisco.

La comunidad se trata de una zona con menos de 15 años en promedio y compuesta por familias jóvenes en su mayoría que han ganado terreno agrícola para vivienda o que compraron terrenos; es decir, se tiene a una primera generación de pobladores. Esta característica, sumada al hecho de ser parte de la expansión de la ciudad de Pisco, presenta a una población con varias necesidades por cubrir. Si bien no hay familias en extrema pobreza y una aceptable cantidad tiene acceso al agua (auto gestionado), los servicios de infraestructura pública como alumbrado, desagüe o recojo de basura son insuficientes, así como la cantidad y calidad de espacios públicos que permitan a la población desenvolverse de manera colectiva, relacionarse e integrarse. Asimismo, si bien el nivel de educación es muy bajo, existe un alto interés en la formación de capacidades para el autoempleo. Las enfermedades respiratorias e infecciones estomacales son abundantes debido al clima cambiante, ante lo cual la población acude a la farmacia para consulta o auto medicarse. Resultaba crucial integrar los intereses de la comunidad con los del Centro Comunitario, con la finalidad de evitar futuros conflictos de intereses y facilitar la organización vecinal.

En consecuencia, se diseñó un proceso participativo de trabajo con la comunidad que duró aproximadamente un año. Se trabajó de manera participativa con los vecinos. Se elaboraron una serie de dinámicas (las cuales incluyeron cuestionarios, dibujos, método FODA y creación de maquetas-juguete) con el objeto de identificar deseos y necesidades, desarrollar un programa y diseñar la estructura espacial del edificio y parque de manera conjunta. Era importante desarrollar una visión comunitaria de espacio público, que hiciera posible la creación de un lugar de significación social, identidad, tolerancia y ciudadanía.

El proyecto se presentó como una oportunidad de integrar el edificio al espacio púbico a manera de detonador de actividad.

La ubicación del terreno es determinante, ya que está definido por un lote destinado a centro educativo de primaria a un extremo y uno destinado a plaza pública al otro. El proyecto presenta una configuración dual de uso, al ser una caja elevada (edificación privada) y al mismo tiempo un gran techo público. Al estar elevada sobre pilotes permite el flujo de un lado al otro del parque generando un área provista de sombra. Debajo de este techo se encuentra el programa que funciona como detonador de actividad: panadería, comedor popular, espacio multiusos, posta médica y servicios higiénicos. El área dentro de la caja elevada alberga los programas más privados administrados por los miembros de la comunidad encargados del proyecto: talleres multiusos, baños, oficinas, y espacio para diversos fines como reuniones comunitarias, salón de fiestas, salón de celebraciones religiosas y afines. La estructura del proyecto es una retícula de 4mx4m que, una vez construido, permitirá fácilmente adicionar nuevo programa, y por ende el edificio podrá seguir mutando a través del tiempo. Los módulos (que recogen las dimensiones de los lotes aledaños dándole escala al conjunto) organizan patios ubicados en lugares estratégicos con el objeto de evitar que sean techados y así garantizar la iluminación y ventilación mínima necesaria. En el primer nivel estos patios impiden el surgimiento de zonas oscuras o paredes inactivas que puedan luego convertirse en lugares poco resguardados o peligrosos.

Es probable que la mayor virtud del presente proyecto resida en lo que hemos llamado Reglas del Juego, que son herramientas tanto proyectuales como sociales. No se trata de diseñar un objeto-objeto sino un objeto-estrategia que permite traer el conocimiento de los usuarios sin suprimir el nuestro, desarrollando herramientas de diseño arquitectónico que permitan valorar y trabajar con ambos.

• Las Imágenes Deseo no muestran una forma arquitectónica definida, por el contrario, muestran un edificio habitado permitiendo de esa manera imaginar las acciones (programa).

• Objeto Emplazamiento. Resultaba crucial diseñar la manera de ocupar el lote, ya que ésta determina el vínculo de la arquitectura con el espacio público. A través del Objeto Emplazamiento fue posible abrir la discusión acerca del espacio público a la vez que entender el proyecto como un techo. Maquetas Juguete (edificio y parque). El Proceso creativo es un muy estimulante y por esa razón los usuarios fueron parte de él. Las Maquetas Juguete son objetos que permiten desplazar piezas (programa), diseñando la espacialidad del proyecto. Acciones sobre el lote.

El proyecto se entregó a la comunidad en Agosto del 2005 pero se siguieron haciendo gestiones para su ejecución hasta el 2007, año del terremoto que destruyó casi por completo la ciudad de Pisco y con ello las ilusiones de hacer realidad este proyecto.

Dada la coyuntura actual en la que poco se ha hecho después del desastre físico y social causado por el terremoto y la poca acción y representación del gobierno municipal y local ante el hecho, el proyecto para el CENTRO COMUNITARIO se hace aun más pertinente. Es por ello que se presentó al PRIMER CONCURSO INTERNACIONAL DE PROYECTOS DE DESARROLLO URBANO Y SOCIAL EN ASENTAMIENTOS INFORMALES organizado por el Banco de Desarrollo de América Latina, en el 2011 en donde gano el 2do puesto a nivel Latinoamericano.